En la actualidad, crear un blog es algo muy sencillo que permite a personas sin ningún conocimiento de programación crear uno. Tenemos plataformas como WordPress o Blogger que permiten crear un sitio en minutos simplemente arrastrando bloques, lo que conocemos como Drag & Drop. El problema por tanto no es la creación, sino la importancia del contenido de un blog, que es vital para que funcione y llegue a un mayor número de lectores.

Si no sabes ni cómo empezar, puedes seguir cualquier tutorial sobre ¿Como crear un blog en WordPress? o ¿Como crear un blog en Blogger? La elección es tuya, lo que sí te digo es que un blog en una plataforma gratuita como las que hemos hablado (hay otras muchas gratuitas) se quedan pequeños de forma rápida. La diferencia es que si te inicias en WordPress.com (el gratuito) la migración a WordPress.org (el autohospedado) es mucho más sencilla.

¿Cómo comenzaría yo?

Si queréis una recomendación, elegir una oferta de Hosting + Dominio por Internet que las puedes encontrar por menos de 15€/año y comienza instalando la plataforma de WordPress.org en dicho alojamiento.

A partir de ese momento, tendrás que elegir una plantilla, que puede ser gratuita (las puedes ver desde el apartado de temas dentro del CMS), o de pago. La única diferencia es el precio, pero si no quieres gastar dinero, te servirá igual una plantilla gratuita.

Con el tema elegido e instalado, sólo te queda elegir los plugins que creas necesarios, configurar toda la web y comenzar con lo importante del blog, el contenido.

La importancia del contenido

Hasta aquí, todo sencillo, y de hecho se ha explicado a grandes rasgos en tres pequeños párrafos. Ahora llega el momento del contenido ya que, ¿sabes cómo elegir una buena temática para un blog? Esta pregunta es muy compleja, aunque parezca lo contrario.

Hay temáticas muy rentables, pero con mucha competencia. Otras menos rentables, pero con competencia mínima. ¿Qué elijo? FÁCIL, algo que te guste, de lo que entiendas y de lo que no te vayas a cansar en dos días, pues es el principal motivo de los millones de blogs que hay abandonados.

Esta debe ser la principal decisión que debes tomar. Como en todo comienzo, suele ser complicado, y más si no tienes demasiadas nociones de esto. Hay muchas miles de personas con blogs activos, algunos de ellos con blogs con más de 15 años, con todo lo que conlleva, otros son profesionales que escriben sólo para ganar dinero, y además saben cómo hacerlo.

Ya tengo mi temática…

Sabiendo ya la importancia del contenido de un blog y con una buena temática elegida, hay que comenzar a crear entradas.

Comienza escribiendo alguna entrada sobre algo que te gusta, sobre algún tema sobre el que te sea muy sencillo trabajar. La longitud mínima recomendable para Google es de 300 palabras, pero se recomienda llegar a 500, siempre sin forzar con contenido irrelevante. Si te queda una entrada muy grande (de más de 1500 palabras) estudia si puedes separarla en dos y si todo el contenido del que has hablado es relevante. Con esto no quiero decir que una entrada de 1.500 o de 3.000 palabras sea mala, todo lo contrario.

Y ahora a repetir el proceso de manera constante. Y esta palabra es muy importante ya que si quieres que tu blog funcione, necesitas de constancia y una rutina de escritura para que vayan publicándose entradas sin dejar grandes intervalos de tiempo.